Las Secuoyas de California
Las Secuoyas de California





El género Sequoia consta de una única especie, Sequoia sempervirens, comúnmente llamada secuoya roja de California, de la familia Taxodiaceae. Es un árbol perennifolio muy longevo (entre 2.000 y 3.000 años) y el más alto del mundo (aunque habría que compararlo con algún ejemplar de Eucaliptus sp.), llegando a alcanzar más de 125 m de altura y 7 m de diámetro en su base. El término Sequoia es también utilizado como nombre genérico para la subfamilia Sequoioideae, en la cual se clasifica este género junto con Sequoiadendron (secuoya gigante) y Metasequoia (metasecuoya).





El tronco es recto, cilíndrico con ramas horizontales ligeramente encorvadas hacia abajo y posee una corteza muy gruesa, suave y de un brillante color pardorrojizo que se va oscureciendo expuesta a la intemperie. Las hojas son de tamaños variables: entre 15-25 mm largas y aplanadas en árboles jóvenes y brotes a la sombra en la zona inferior de la copa de los ejemplares viejos, hasta 5-10 mm de largo en brotes expuestos a pleno sol en la parte superior de la copa de árboles más viejos; entre ambos extremos hay una amplia transición de tamaños. Son de color verde oscuro en las partes superiores y en la parte inferior poseen dos bandas con estomas blanco azuladas. La disposición de la hoja es espiral, aunque las más grandes y sombreadas están giradas hacia la base para conservar una posición plana y obtener la máxima luz posible. Los conos son ovoides, de 15-32 mm de largo con 15-25 escamas dispuestas en espiral; maduran entre 8-9 meses después de la polinización a finales de invierno. Cada escama de estos conos contiene entre 3 a 7 semillas, cada una de 3-4 mm de largo y 0,5 de ancho, con dos alas de 1 mm. Estas semillas son liberadas cuando las escamas maduran y se abren al secarse. La secuoya roja más vieja tiene alrededor de 2.200 años; muchas otras exceden los 600 años. Es una de las tres especies de árboles de madera roja. Ésta, utilizada antiguamente en la construcción, se emplea en la ebanistería por su alta calidad y su llamativo color. Su hábitat natural, que se encuentra en sistemas montañosos bastante húmedos y crecen en grupo, resguardándose de fuertes vientos y heladas, se circunscribe a una estrecha franja del oeste de Estados Unidos que abarca desde la zona meridional de Oregón hasta California central donde se la encuentra tanto en zonas llanas como en las húmedas de las colinas costeras.

































Localización y ecología

Las secuoyas de la costa ocupan una franja estrecha de tierra de aproximadamente 750 km de largura y 8-75 km de anchura a lo largo de costa pacífica de norte América; La elevación del terreno varía de 30 a 750 metros, de vez en cuando, bajando hasta el nivel del mar y culminando los 920 metros (Farjon 2005). Suelen crecer en las montañas donde hay más precipitación debido a la humedad que despide el océano. Los árboles mas altos y mas viejos se encuentran en valles y barrancos profundos donde fluyen arroyos durante todo el año y la precipitación de la niebla es constante. Por su parte, las secuoyas que se sitúan por encima del nivel de la niebla, es decir, por encima de unos 700 metros, son más bajas y pequeñas debido a las condiciones meteorológicas: ambientes secos, fríos y excesivo viento. Además, el roble “tan”, pinos y los abetos “Douglas” a menudo comen el terreno de los secuoyas en estas elevaciones. Pocos “Redwood trees” crecen cerca del mar, debido al intenso ambiente salino y al viento. La niebla es de mayor importancia en la ecología del secuoya de la costa.




















































"Como no me va a hacer posible mantener éstas fotos por mucho tiempo por el espacio que ocupan
sugiero que si son de su gusto las guarden o copien en su PC,
porque posteriormente las voy a borrar para incluir otra colección"